Series de Escritos

Condiciones de salud y los sueños

La medida de lo que somos es lo que hacemos con lo que tenemos.
                                                                                                      -Vince Lombardi

Hablaré de los sueños desde un punto de vista distinto al de los arquetipos y la memoria colectiva que menciona C. Jung en su teoría sobre este tema. Su interpretación de los sueños era en base a la psicología analítica. C. Jung no coincidía en la definición que el modelo freudiano otorgaba a los sueños; como deseos incumplidos.  Para él había mucho más y estaba relacionado al inconciente. No voy hablar de psicología, pero si de los sueños tal como  los vemos en el lenguaje coloquial y en nuestro contexto. Desde que tengo uso de razón a una meta que se ve difícil (no diré imposible) se le denomina bajo este término de sueños.

No obstante llegó el momento de definir el lo que es un sueño, que contrario a soñar tiene un significado algo peculiar y confuso. La Real Academia Española en su definición número 5 refiriéndose a los sueños: “Cosa que carece de realidad o fundamento, y, en especial, proyecto, deseo, esperanza sin probabilidad de realizarse.” Es contradictorio, ¿no? En tantas ocasiones hemos escuchado a personas en posiciones de influencia decir; los sueños son posibles. Incluso, se ha hecho de esta frase un cliché, un “slogan” que todos en su momento adoptamos. No está mal, los sueños no carecen de posibilidades creo fielmente que son realizables.

Entonces, ¿Dónde quieres llegar? te preguntarás. Ahí vamos, llegamos al punto, a veces tenemos sueños y metas que creemos imposibles. Este escrito será el inicio de una serie de reflexiones, a cerca de los factores opositores a la realización de esos sueños y metas. Comienzo por añadir que en la vida afrontamos un sin fin de dificultades en cada etapa de desarrollo de la vida humana. Llegamos al mundo sin saber hacer absolutamente nada, tenemos que aprender hacer todo paulatinamente. Asimismo, desarrollar el sentido de la visión ya que es limitada; aunque luego vemos colores y distinguimos personas.                                                                                                                 ¡Nuestra capacidad visual siempre será limitada!

La realidad es que no dejamos de aprender a ser y a hacer. Con el paso de los años la toma de desiciones se hará cada vez mas difícil y nuestro paso por la vida igualmente. No obstante pueden surgir situaciones que estarán fuera de nuestro control; como las condiciones de salud. De hecho, mencionaré los 7 posibles impedimentos en el logro de un sueño.  (Siendo el primero de ellos el mencionado anteriormente). Los siete elementos  en mi opinión, que podrían retener los sueños son:

  1. Condiciones de salud
  2. El miedo
  3. Falta de confianza
  4. Incertidumbre
  5. Desorganización
  6. Consecuencias
  7. Auto – concepto

Pueden existir muchísimas causas o comportamientos que te abstengan o retraigan de alcanzar tus sueños y metas. Haz una pausa en este momento y reflexiona a cerca de ello. ¿Qué me aleja o impide lograr lo que deseo? Acto seguido prosigue la lectura. Si has llegado a este escrito no es casualidad. Si las condiciones de salud te están alejando de tus sueños al día de hoy, quiero decirte, tú puedes, hay esperanza para ti. Dirás o pensarás, pero mi enfermedad es terminal, degenerativa, neurodegenerativa entre muchas otras. Tu salud importa, claro que sí, pero no tiene el poder de detener tus oportunidades. Es necesario que seas responsable y no olvides ser fiel al tratamiento, eso es parte.

Tal vez son áreas que puedan limitar con la rapidez que puedas hacerlo, pero no pueden detenerte. Inclusive, hay varios estudios, tesis como comprobante de que centrarse en un proyecto, sueño o meta es beneficioso para la salud.  La motivación es un factor sumamente importante al momento de tomar la decisión de alcanzar algún logro.  Esta puede ser intrínseca o extrínseca, en el caso de la intrínseca se refiere a tu propia actitud hacia algo; mejor conocida como auto-motivación. La segunda de ellas, es aquella que recibes de otros: amigos, familia y hasta la fe. Si una persona ateista lee este escrito, cuestionará la ultima palabra como parte de aquello en que no cree.

No obstante la ciencia determina que somos seres biológicos, psicológicos, sociales, emocionales y espirituales. No existe la posibilidad de separar esas áreas como bien explica la Teoría de Sistemas de von Bertalanfy, cuando destaca: El todo es mas que la suma de sus partes. El todo son las partes que lo componen de una manera integral no segregada. Así, llegamos a la parte espiritual del ser humano, quien decide si ejercer o no la fe. Sin embargo debo compartir de manera responsable y diligente que a mi me ha funcionado. A mi parecer, Cristo es una de las formulas mas efectivas y acertadas para la vida. Cabe resaltar que hay un sinnúmero de denominaciones religiosas y volvemos al mismo punto; cada cual decide la que mejor se acomode a su necesidad.

Abundo en el tema de la fe, porqué esta sin duda es una red de apoyo que sirve de inspiración, motivación, fortaleza en medio de cualquier enfermedad. A veces existe una situación sobre otra; la pérdida de un ser querido, la afección de la salud, el divorcio, el desempleo, la soledad entre otras. ¡Qué persona con todas esas situaciones tendría la expectación de lograr algún sueño! No se puede descartar el término de la resiliencia, pero hay personas que se les dificulta ver sus fortalezas por encima de los problemas. Así, que esa es la razón por la cual te comparto mi esperanza, que en medio de cualquier tempestad deposita en mí su paz.

      Para los hombres puede parecer imposible,                                                                     -aclaró Jesús mirándolos fíjamente, pero para Dios; de hecho,                                                   para Dios todo es posible.                                                                                                              Marcos 10: 27 RV 1960

Concluyo añadiendo, que siempre hay esperanza hasta el final. Tal vez pienses: Para mi no hay futuro, entonces fórjate un presente sobre el que puedas construir. Donde cada día se convierta en el único futuro que necesitas. Tienes un sueño, has que suceda es mejor intentarlo que permanecer inerte ante una vida que continuará avanzando. Muchas personas mueren con grandes potenciales y palabras que merecían ser escuchadas, leídas. Con habilidades prodigiosas que a lo mejor pasaron desapercibidas o alguien cortó sus alas. No es el destino son los medios y el camino que nos forma hasta llegar a el, transformados.

¡No te rindas, tú puedes!

-Pola Guadal©

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s