Series de Escritos

Incertidumbre, su efecto en los sueños

En la incertidumbre, y no en la certeza, es donde renacemos.                                                            Alejandro Lanús

     Luego de un pensamiento tan profundo como el anterior, es imprescindible no reflexionar en ello. Si buscamos historias de superación en los buscadores o en los libros incluso, en las películas. Nos encontraremos con seres humanos vulnerables ante los desiertos de sus vidas, cosas que los marcaron, mas no impidieron su éxito. De eso modo puedo mirar la incertidumbre no como algo con el poder para destruir sino con la capacidad de transformar.

En esta ocasión voy a construir una definición propia de lo que es la certidumbre y la incertidumbre, ya que el diccionario ofrece una muy escasa.  La certidumbre no es otra cosa que la certeza o confianza de que se logrará algo. Por el contrario, la incertidumbre es la inquietud que surge por la falta de seguridad, confianza o certeza de que se pudiese lograr algo. Con este contraste establecido, partimos a el efecto que tiene la incertidumbre en los sueños. De una manera u otra siempre choco con la Teoría de la falta de Lacán, por el énfasis que hace respecto a la carencia. Aquello que tal vez necesitamos y no podemos obtener, o sencillamente algo que anhelamos y no podemos alcanzar.

Provoca la sensación de vacío y al no poder llenar en ocasiones por nosotros mismos ese hueco, se convierte en un abismo. Un abismo que despierta la incertidumbre…             Qué aparece repentinamente amenazando con robarte la esperanza y arrebatar toda convicción de alcanzar tus sueños. Lo cual acarrea una gran ansiedad que te frena a la hora de asumir retos, aunque sepas que posees la capacidad para tomarlos y superarlos. Entonces se suma la falta de confianza de la que hablaba en el escrito anterior, y no te permite demostrarlo. Ambas controlan tu visión, evitando que puedas ver mas allá de la situación o situaciones vividas; que generaron la incertidumbre.

En búsqueda de información me topé con el término de incertidumbre desde la perspectiva de la física. W. Heisenberg fue ganador del Premio Nobel de Física en 1932, según él era imposible medir con precisión absoluta. Refiriéndose, “al valor de la posición y la cantidad de movimiento de una partícula.” Luego de encontrarme con esto reflexioné, incluso, hice un ejercicio de introspección. Porqué en ocasiones vamos por la vida con la intención de controlar todo cuánto sucede a nuestro alrededor. No es posible, ante la inexistencia de algo absoluto. Miremos unos segundos hacia atrás en el pasado, no podemos tener control sobre lo que ya pasó y aun así lo superamos.  El presente es algo en lo que trabajamos constantemente y no permanece estático sino en constante movimiento. De ese modo es sumamente difícil controlar todo lo que acontece hoy, hay cosas que se te saldrán de las manos y aún así, no podrán evitar que te sobrepongas. Ni hablar del futuro, que nos genera a veces tanta ansiedad y es algo que no ha llegado, no ha transcurrido. ¿Cómo tener control también en eso?

En la vida estamos expuestos a los cambios repentinos, y qué me dicen cuando todos los problemas deciden llegar a la vez. Apareciendo el estrés, la ansiedad, la angustia, el temor, o sea, todas las emociones también se juntan. Acaso, ¿eso no ocasiona que experimentemos incertidumbre? Claro, somos seres humanos y las emociones forman parte esencial evidente en nuestras vidas. No existe la posibilidad de enajenarnos de la situación o deshacernos de las emociones. Estas son sólo el reflejo de lo que vivimos. En otras palabras, las situaciones y aún las emociones las vencemos atravesándolas o afrontándolas. Nos rendimos o luchamos, la segunda no es una alternativa viable con tanto por hacer, ser y crear.

La realidad a mi manera de ver, es que no hay algo sobre lo que podamos tener un control total y/o verdadero. No vivimos aislados, somos parte de una sociedad cambiante y por tal motivo nosotros debemos cambiar con ella. No que nos gobierne o controle, pero sí desaprendiendo todo cuanto sea necesario; para construir nuestra propia filosofía de vida. Se tratará de cuantas veces estemos dispuestos a ser resilientes en este caminar llamado vida. Concluyo con un versículo bíblico, ya sea qué creas o no como siempre digo, hablo de lo que he vivido. La fe que profeso ha sido vida a mis huesos, cuerpo, espíritu, alma y mi mente. Con mis ojos carnales he visto esta palabra hacerse real más de una vez.

Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado,         Ni su descendencia que mendigue pan. Salmo 37:25

Pola Guadal©

“Nunca podríamos aprender a ser valientes y pacientes si solamente hubiese alegría en el mundo.” Helen Keller

Referencias:

S. Russek, Incertidumbre, cambio y estrés.                                                 http://www.crecimiento-y-bienestar-emocional.com/incertidumbre.html

S. Cedeño, 5 Cosas que puedes hacer para superar la incertidumbre. 13/julio/2018    https://mejorconsalud.com/5-cosas-que-puedes-hacer-para-superar-la-incertidumbre-emocional/

http://www.eis.uva.es/~qgintro/atom/tutorial-10.html

Añado la página en línea que utilizo para leer la Biblia cuando estoy en el ordenador. https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+37&version=RVR1960

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s