Series de Escritos

Desorganización

“No acepten lo habitual como cosa natural pues en tiempos de desorden sangriento, de confusion organizada, de arbitrariedad conciente, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer imposible de cambiar.”
BERTOLT BRECHT

      Hemos llegado al séptimo capítulo de la serie, “Siete Factores que Dificultan el Alcance de los Sueños.” Ha sido para mi un honor dirigirme a ustedes con este primer proyecto escritos en serie. Al momento de empaparme sobre el tema en la medida que leía sobre el mismo, me impactó la manera en la que un factor lleva a otro. Así es en la vida, cada proceso adverso es un factor que dificulta el que nos conduzcamos en equilibrio. En la marcha vamos aprendiendo que debemos soltar y que podemos retener de los sucesos vividos. Sobre la marcha, mientras redactaba cada escrito intercambié el orden y es que la verdad es irrelevante, puesto que a mi manera de ver uno lleva a l otro.
Como un efecto en cadena, en el que cada eslabón si se utiliza de la manera adecuada podría ser utilizado a nuestro favor.
         A manera de repaso, comenzamos con el tema de las condiciones de salud y su efecto en los sueños. Seguido por los temas: El miedo, falta de confianza, incertidumbre, consecuencias y auto concepto. Lo que nos deja con el último tema de esta serie, desorganización. No sé ustedes, pero al escuchar o leer este término me transporto a un espacio inhabitable, un reguero. Entonces, según la Real Academia Española la desorganización es una acción y un efecto de desorganizar.  
Vamos por parte, desmenucemos esta definición. ¿Qué es una acción? El diccionario antes mencionado (RAE) otorga varias definiciones a este concepto:1. Ejercitar la posibilidad de hacer.

2. Resultado de hacer.

3. Efecto que causa un agente sobre algo.

     ¡Interesante, no! Osea que la desorganización afecta tanto al que hace como al que no hace. Me explico, las estructuras son necesarias para superarnos a nosotros mismos. Para evitar sabotearnos sin tener objetivos claros y una meta especifica para alcanzar. Una de las cosas que te dicen al momento de elaborar objetivos es: Tienen que ser claros, realizables y específicos. Porque son esto los que te asisten a caminar en pos del logro de tu meta. El oro concepto empleado en la definición anterior, es afectar y por alguna razón atamos este a un polo negativo. Cuando la realidad es, que es posible afectar positivamente la vida de alguna persona.

Ahora bien, desorganizar es; “Desordenar en sumo grado, cortando o rompiendo las relaciones existentes entre las diferentes partes de un todo.” Real Academia Española. Notese que esa definición se asemeja a la premisa de una teoría que compartí en uno de los escritos anteriores.  La Teoría Sistémica de Von Bertalanffy, 1925 que esboza el pensamiento o premisa: “El todo es más que la suma de sus partes.” Así que allá vamos, veamos si me sirvió estudiar Trabajo Social, ya que no lo ejerzo. Aunque siempre tengo presentes sus teorías para trabajar con el ser humano en términos generales. El ser humano es complejo y es imposible definirlo del todo.  Pero los marcos teóricos proveen una base científica sobre la cual ayudar a los participantes a manejar sus situaciones.

Identificando el factor precipitante, en otras palabras “la gota que colmó la copa” y laceró la homeostásis en la que deben vivir las personas. Tranquilos, no me he desviado del tema la razón por la que he mencionado las lineas previas es, porque trataré de explicar el tema de la desorganización desde una perspectiva sistémica.Esta teoría nos explica que los sistemas no funcionan aislados, sino que entre ellos tienen la capacidad de afectarse. Así, como un miembro del cuerpo se duelo y las demás partes del cuerpo lo resienten en la funcionalidad deficiente que se produce. De igual manera, si ocurre una muerte repentina en la familia toda la parentela experimenta el proceso de duelo. Porqué nos afectamos entre nosotros mismos, esta teoría en un principio era considerada para trabajar desde el punto de partida organizacional.                                            (En referencia a los sistemas de información en una compañía).

En los procesos de información de una organización es menester que los sistemas funcionen integrados no segregados. Para que el proceso de retroalimentación, “feedback” sea el correcto. Así, funcionamos nosotros porque somos sistemas inmersos en otros sistemas (sub sistemas). Qué están en constante intercambio de energía, porqué son abiertos y en ese intercambio se suscitan conflictos. Desencadenando la desorganización en nuestra vida, a causa de utilizar nuestra propia energía para mantenernos funcionando. (No es lo adecuado porqué no permite que veamos con claridad el problema que la desencadenó). Este tema es bastante complejo, estoy tratando de simplificar lo más posible. Los sistemas (en referencia a nosotros como individuos), a causa de esta desorganización pueden cerrarse y por ende sus fronteras de comunicación.

El error ante esto es no tener un proceso correcto para procesar la experiencia. Lo que cuenta como un limite que debe impulsarte a buscar ayuda para trabajar contigo mismo y así poder llegar al nível de equilibrio holístico que necesitas.Creo fielmente, que la desorganización tiene una base algo que le dio cabida para entrar en la vida de una persona. Traumas, marcas emocionales y físicas, condiciones de salud entre otra suma de factores posibles que afectan negativamente a la persona. Es algo que se puede modificar y cambiar, aprendiendo así a funcionar adecuadamente como un ser integral con la capacidad de renovarse. Como también, de comunicarse e interrelacionarse correctamente con el ambiente y con otras personas.

No puedo concluir esta serie sin mencionar a Cristo, qué es quien renovó mi entendimiento. Fue ahí que pude darme cuenta cuan desorganizada estaba mi vida, mis sueños y mis metas. Desde ese encuentro verdadero con Él, todo ha ido cayendo en su lugar y posición correspondiente. Hay estilos de vida que nos parecen naturales y por ende, naturalizamos el problema.

Las costumbres no necesariamente son buenas, a veces tienen nuestras vidas patas para arriba y no podemos identificarlas como hábitos tóxicos. Todos estos factores que discutimos y finalizamos hoy, nos alejan del cumplimiento de nuestros sueños. Pero, si superamos estos factores podemos utilizar cada experiencia vivida como un trampolín hacia aquello que deseamos vivir. Con nuestro testimonio poder así motivar a otros a salir de etapas oscuras que le roban la oportunidad de alcanzar el éxito. Cuando miramos las historias de personas trascendentales no vemos un logro alcanzado en un pestañar, sino un esfuerzo diario y perseverante, una acción incesante hasta lograr el cometido. Imitemos lo bueno y comencemos a vaciar el equipaje de nuestras vidas. Es necesario soltar para llenarse de lo nuevo de la vida, para disfrutar de un nuevo comienzo.

¡Vive y vive bien!

Pola Guadal©

Proverbios 14:12 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
12 Hay camino que al hombre le parece derecho;
Pero su fin es camino de muerte.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s