Sin categoría

Necesidad

Un día ímpetuoso, caprichoso, sediento.
Agua para tierra árida que pide a gritos la lluvia.
De sosiego llega el amor recibido, compartido y añorado.
Son los amigos como bálsamo en medio del desierto, un oasis refrescante para el alma.
La misma que encuba un sufrimiento angustiado.
Hoy soy afortunada tengo amor en mi vida y ya eso es demasiado.
Gracia, paz y bendición…
La noche se hace serena en medio del holocausto de mis pensamientos.
Poesía se ha vuelto el sentimiento,
Voy a vivir con un tesoro irremplazable e irrepetible.
La amistad como galardón, talismán en mi cuello y amuleto de mis sueños.
¡Gracias vida, por tanto y todo!
Pola Guadal©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s