Reflexiones

Brevedad de la Vida

Qué tristeza tan profunda, esa que nos nubla el entendimiento y no conoce la razón. Mucho nos hablan de las pérdidas, pero pocos de cómo afrontar el dolor. ¡Claro! El dolor no puede evadirse, hay que sentirlo aunque uno sienta que le arrancan las entrañas de raíz. Cada dolor, proceso, experiencia, pérdida es única e individual. Las personas pueden atravesar procesos de duelo similares, pero nunca compartirán la misma sensación tampoco el mismo vacío. Es un abismo al que ninguno desea sucumbir, pero la vida en esta tierra carece de eternidad.

Algunos mantenemos la esperanza de volver a verles alguna vez aquellos que físicamente ya no están. Para otros no hay consuelo que valga la pena recibir, porque literalmente han perdido un trozo de su corazón, de su vida y ante eso no hay lógica o razón. Sólo el llanto que purifica el alma y libera aquellos sentimientos profundos que no podemos expresar con palabras. Cada persona que camina por la calle carga un dolor incontable, a su vez innegable. En todas esas historias sin contar, tras los rostros que sonríen mientras el alma en su interior grita necesitan sentir. Sí, sentir que la empatía, la solidaridad, la lealtad, un simple abrazo que les recuerde que aun siguen vivos. 

En momentos así nos inunda la desesperanza sin importar ideologías, conocimiento, títulos. Nada de eso nos roba la fibra que nos trae a la memoria nuestra humanidad a través de una pérdida y la impotencia que genera. A veces, caminamos por la vida ávidos de experiencias nuevas, y se nos olvida que la vida es tan breve como un suspiro. Qué es necesario amar ahora, valorar ahora, hacer que suceda ahora, realizar los sueños ahora. El tiempo corre tan a prisa que la pregunta debe cambiar, en lugar de: ¿Cómo te ves en el futuro? debe ser ¿Qué has hecho hoy? El como te ves es cambiante y temporal, pero el quehacer hay que gestarlo diariamente.

Entonces, el presente se vuelve futuro y cada día es una nueva oportunidad para reflexionar sobre lo que tenemos en lugar de ir constantemente en busca de aquello que carecemos sin necesitar. Perder a alguien cercano siempre me lleva a ejercitar la introspección, llorar y afrontar el dolor en compañía de la energía del amor. Aquellos a quienes amamos son el motor que nos ayuda a continuar, pensar en cuan plena desearían que fuese mi vida aquellos que amé y ya no están a mi lado. Pero, es un proceso y ante tal desierto no hay etapas de duelo que valgan eso se vuelve mera memoria colectiva. Sin restarle importancia a ese conocimiento claro está, pero la vida no es mecánica. 

Nunca es fácil dejarlos ir sea cual sea el proceso de duelo, su recuerdo en ocasiones en lugar de ser un bálsamo se vuelve tormento antes de sanar. Personalmente no creo que las pérdidas se superan, pero la resignación llega en su momento y con ella la esperanza de intentar nuevos comienzos. Lo único que ha funcionado para mí, es tener a Cristo como esperanza de obtención de una vida eterna. A demás, al Espíritu Santo cómo consolador y experimentar La Paz que sólo Dios puede dar. ¡Esa es mi fe! A todos aquellos que sienten que su vida se les va en el intento de no desmayar en medio del dolor; esperanza, gracia y paz. Es lo que puedo pedir para que su corazón sea sosegado.

No olviden que compartir los procesos duros con aquellos en quienes confían les ayudará a levantarse cuando sientan caer.

Eclesiastés 4:8-12 RVR-1960

Está un hombre solo y sin sucesor, que no tiene hijo ni hermano; pero nunca cesa de trabajar, ni sus ojos se sacian de sus riquezas, ni se pregunta: ¿Para quién trabajo yo, y defraudo mi alma del bien? También esto es vanidad, y duro trabajo. 

Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. 

10 Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. 

11 También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo? 

12 Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto.

Pola Guadal©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s