Sin títulos

Nos herimos sin remedio el corazón, Abiertas quedaron sin más las heridas. El dolor fue letal… Quise construir en ti y te destrui sin mediar. La vida es dura, la pena se anida y las palabras se ocultan tras una sonrisa fingida.

En ocasiones siento que no puedo con lo que no tengo, hasta que en tu abrazo me pierdo. No le encuentro explicación a este mundo vano, entre tanto y tanto me desarmo. Conozco tu amor, pero tu miedo es mi gobierno.

Oculta tras las paredes de una casa, encerrada en la cárcel de un amor vivo. A despensas de un secreto fugitivo. Libre de irme, aunque no quiero el amor es fuerte, más fuerte que aquello de qué carezco. Decir adiós es una opción, pero su beso apresó mis pensamientos.

¡Qué locura! Tu amor se ha convertido en la demencia de la cordura que ya no poseo. La perdí al enamorarme de tu juicio con valor y sin moral. De tu fe genuina ante el mundo que con moral te denigra.

No hace falta la horca, este amor nos mata de a poco junto a su encierro. Me amas en silencio sin importar mi ansia de luchar por los dos. No te apresures este es tu secreto, afrontarlo fue mi desicion sin abordarlo. Caminemos, transitemos la vida hasta que ella desida que el tiempo llegó. De amarnos para siempre o de soltarnos y decirnos adios.

Pola Guadal©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: