Coqueteandome©

Coqueteaba con el reflejo ante el espejo,

una mirada pícara que susurraba.

¡Hay mucho más bajo la piel!

Recorro absorta cada centímetro de cuerpo desnudo.

Cada área imperfecta que en su momento me robó el sueño.

Hasta qué me abrace, descubrí cuánto valor me rodeaba.

Dejé de mirar las faltas ancladas al estímulo social de un concepto de belleza surreal.

Abstractas son hasta las caricias…

Metáforas abarrotadas de pasado y carentes de presente.

Levanto la frente, mientras me miro fijamente.

Nunca antes me miré, pero ahora sostengo la mirada firme.

Sin algo que ocultar, las heridas ya no están y el dolor perdió la vista.

Imagino, lo etéreo que pocos tienen la capacidad de ver.

A mi, con los ojos abiertos o cerrados se me presenta la vida.

Como un acto de valentía y un gesto de esperanza.

No, no es alabanza lo llamé amor propio y por fin logré calibrar la balanza.

Tanialis Cepeda, Pola Guadal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: