Lloviendo©

Desentrañar sentimientos es un desafío que va menos allá del privilegio de vivirlos. Buenos o malos, son momentos e instantes que componen la vida pasada, presente y futura. Y aunque me llueve el alma en ocasiones no siempre es otoño. Tampoco hay que magnificar la primavera, porqué todo tiene un tiempo. Así, aferrada al ser y a mis huesos no, jamás, nunca.

Asida al deseo de vivir siempre inmarcesible, palabra favorita. En el silencio y la penumbra existo, pero ya la oscuridad no me asusta. No es excepción para derramar gota a gota el agua de mis ojos. En la luz también se llora y no hay uno que se salve. Luz y sombra, presencia de luminosidad u ausencia de luz.

No hay ideal siempre llueve en la una u la otra, las entrañas se enternecen ante la libertad de fluir. Ante un llanto purificador existo, voy y vengo, entonces me quedo en quietud. Mientras la lluvia acaricia los sueños que emergen en el interior de un cuerpo pasajero. ¡Qué efímera es la vida! Aquí siempre llueve…

Tanialis Cepeda, PG

3 comentarios sobre “Lloviendo©

    1. He aprendido que las emociones precisamente deben ser expresadas. Porqué de lo contrario entonces sí sería destruida desde adentro. Estamos en todo lo que escribimos, pero no somos todo lo que expresamos. Siempre habrá algo que nos guardemos para nosotros.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s