A-nor-mal©

No es la norma que nos salgamos de ella. Pues, es un gusto decir que no soy la norma de alguien, o en un mundo con tantos parámetros y construccionismos sociales no soy una etiqueta. No, tampoco soy un prototipo de belleza mantenida al margen en un grupo selecto que comparte mis cualidades. ¿Normalidad? Eso que es, un juego de palabras en el que pocos encajan al igual que la razón o la lógica ilógica de no ser uno más del montón. En defensa de lo indefendible, estoy rayando en la anormalidad de no ser común. No porqué sea más o menos que los demás, sino que cada uno carga su esencia.

Tal vez me he enfocado tanto en ello que he perdido el juicio y escribo sin sentido por ver el cursor pulsar en el computador. Como tanto proyecto de ley en contra de los derechos humanos de esta sociedad “normal” tan a-nor-mal como yo; sumida entre los pensamientos de una mente hiperactiva. ¿Qué tiene de malo ser anormal? Porque tantos temen en romper la norma y ser ellos mismos. Hay tanto imitador en el mundo que al salir a la calle veo a pocos fuera de sus aparatos móviles. Hace falta un despertar real de los pueblos, la unidad es extraordinaria y alcanza cosas grandes.

Por otro lado, ahora a ser activistas le llaman ser un perturbador, pero que se levanten sin nada a ver si no protestaran. Vivimos en un universo en el que todos hemos luchado por ser normales, pero no encajamos. Cada uno tiene cualidades únicas para enfrentar la vida. Ideales o ideologías en las que sustentar cada acción. Cargamos en nuestro interior una visión punsante qué nos mueve hacia adelante; a “evolucionar”.

Ante tanto disparate de la era digital… ¿Qué cambiarías o retomarías? Yo gritaría: “SÉ UN ANORMAL Y SUELTA EL CELULAR”. No es mala la tecnología, también yo disfruto de ella, pero he pensado que algo estoy haciendo mal, cuando mi único medio para tener contacto con la sociedad es una red social. Al mismo tiempo pienso en la crueldad del ser humano y en cuánto nos afecta. Nos arropa una ola, una nueva moda de burla, acosos y fobias. Es triste pensar que tanta gente vive en su interior peleando una guerra constante. Muchas personas a nuestro al rededor con indicadores de condiciones de salud mental.

Hay demasiadas personas con depresión y no, no es sólo tristeza. Si has llegado a este punto te recomiendo la película de Netflix Violet & Finch. ¡No habrá spoiler! Prometido. Aunque sí les compartiré una frase qué revolcó mis pensamientos. Creo que sería mi descripción ideal sobre la depresión: “Eres todos los colores en uno, a toda intensidad”. ¡Qué cita! ¿Ah? Algunas veces al atravesar por alguna condición de salud mental uno trata de adaptarse. Sonriendo para evadir el dolor o anteponiendo el coraje para hacerse fuerte u evitar la vulnerabilidad. Literalmente es cómo ser un arcoiris, y hablo desde la experiencia.

No te denigres por ver la vida diferente o ser diferente; por la intensidad. Vivir es la más compleja poesía y a su vez, la musa más sonada en cada soneto. Porqué vivir es amar, sentir, soñar, respirar y sencillamente ser. Vale la pena seguir viviendo y no arrebatarnos la vida; por tumultuosos que aparenten ser los tiempos. No hay estación permanente o estacionaria, al final todo se resuelve. Qué las etiquetas no te definan, tú eres tú. Qué alguien jamás tenga tanto poder para hacerte pensar o sentir que ya no debes vivir. No le otorgues ese poder ni a tus pensamientos, y si necesitas ayuda no finjas estar bien. ¡Pídela! No te esfuerces en ser normal, fluye y vive siendo tú.

Tú puedes.

Tu vida vale.

Tú vales.

Por: Tanialis ‘PG’ Cepeda

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Margency

SISTEMA SINÉRGICO INTEGRAL

Mis escrituras

si me viene a la mente lo escribo

LIBERTAD FINANCIERA

Genera Ingresos Extra en Dólares por Internet

Mundo libre

La poesía es la casa del ser.

Messiánico de Alfredo N. Avila

Disfruta y comparte mis letras. Contenido diario... Sígueme para más inspiraciones literarias.

A %d blogueros les gusta esto: